top of page

EL CLUB DEL HIELO Y EL RECONOCIMIENTO DE MI SER.

En algún momento de nuestras vidas, todos nos encontramos con escenarios, situaciones o personas que por alguna razón ya sea positiva o no tan positiva, nos enseñan que es tiempo de reconocernos, renovarnos y comenzar de nuevo.

Hace casi un mes, asistí a una consulta y justo fue en la sala de espera en donde la vida me me hizo coincidir con Mariell, quien es a mi parecer una gran mujer, con quien disfrute de gran plática, misma en la que me compartio su práctica de inmersión en hielo. Para esto, yo ya habia escuchado un poco sobre el tema, pero realemmete desconocia a fondo de que se trataba y en donde poder realizar dicha experiencia con seguridad.

Mariell, me hizó favor de compartirme los datos del club y wooow hoy se lo agradezco de corazón, no saben como una sola inmersión me hizó renacer, me reinicio el chip mental y emocional.


El día que Mariell me compartio los datos y redes sociales del CLUB DEL HIELO, no pasó ni un día y ya había mandado mensaje para que me brindaran información; llamese, causalidad o casualidad justo esa misma semana realizarian un workshop al que obvio me inscribi y que desde ese día hoy soy parte del club.


Les cuento un poco más, Bego, es la creadora del club del hielo y wooow con la historia que tiene detras de este, creanme es una mujer que inspira, motiva y lo más lindo es que comparte lo que sabe, lo que le gusta, pero sobretodo que lo hace a consciencia, con conocimiento y amor al arte.


Para poder tener esa inmersión, tuvimos una pequeña clase de 5 hrs en donde Bego, nos conto parte de su historia e información básica sobre las inmersiones en hielo. Realizamos ejercicios de respiración, que es fundamental para lograr encontrar la calma y permitir al cuerpo disfrutar el momento.


"Nunca e starde para comenzar a cambiar la forma de reconocerte" - García, Begoña. (Octubre, 2023)


Justo fue en el momento en el que entre en la tina cuando comence a reconocer algo que por algún momento había olvidado, lo fuerte, valiente y maravillosa que soy. Sin duda alguna, fue una experiencia fuerte pero hermosa, mientras mi corazón palpitaba a más no poder, mi cuerpo se adaptó y el control llego cuando menos lo esperaba.


La vida cambia de un moemnto a otro y cuando menos lo esperas llegan episodios, escenarios o momentos que por distintas circunstancias te cambian el plan de vida que tenías, que imaginabas o soñabas... pero, he aprendido que todo cambio tiene su razón de ser y claro que puede generar dolor, miedo, ansiedad, estrés, molestia, incomodidad; sin embargo, al aceptarlo todo comienza a cambiar, nos comenzamos a adaptar, a conocernos mejor y a reinventarnos tomando todo lo pasado como experiencia para seguir caminando más firme, más segura y con mayor reconocmiento de todo lo que podemos hacer y muchas veces lo único que nos detiene es el miedo a ir más allá de la incomodidad.


En el club del hielo, aprendi a agradecer a mi cuerpo por ser y estar sano, hermoso, funcional y perfecto a mis ojos, aprendi a agradecer a mi respiración que lleva a encontrarme con la calma, la paciencia y la paz que en ocasiones perdia.....


Aquí entendi que no importa que, si aprendemos a amarnos, reconocernos y reinventarnos lograremos vencer el miedo, mostrandonos a nosotros mismos que siempre podemos ser más valientes, más fuertes y mejores que lo que fuimos en el pasado....


GRACIAS BEGO, GRACIAS UNIVERSO, GRACIAS A MI CUERPO POR RECORDARME LO ÚNICA, MARAVILLOSA Y VALIENTE QUE SOY.




3 visualizaciones0 comentarios

コメント


bottom of page